El Aniversario de fundación Huamanga debería ser el 29 de Enero por estas razones.

Aniversario Fundación de Huamanga. Ahora que se ha encontrado un documento fehaciente que precisa quién y cuándo fundó a esta Huamanga, cuyo pasado colonial, a algunos hispanistas, les llena de orgullo el pecho, dejando de lado el histórico dato de haber tenido a Wari (el PRIMER Imperio Andino) como sede de lo que es hoy esta tierra de los molles y campanarios; no se debe dejar pasar cada 29 de enero, sin pena ni gloria.



Cuando no había evidencia alguna sobre la real fecha de la fundación de Huamanga se aceptó el 25 de abril, fecha de su traslación o traslado, como la más indicada para su celebración.
Pero ahora que, como tantas veces lo hemos publicado, tomando como fuente artículos de «El Comercio» de Lima y la Revista «Somos Ayacucho» en que se consignan sin lugar a dudas el 29 de enero de 1,539 como la fecha de fundación de la primera ciudad de Huamanga no entendemos por qué:
1.- Persistimos en rendir homenaje a España como fundadora de un pueblo llamado Huamanga pero que a través de siglos intentó liquidar su religión, su cultura y su idioma para imponer los suyos a sangre y fuego.
2.- Insistir en que esa inexplicable «celebración» se haga el 25 de abril y no el 29 de enero.
3.- Que al «celebrarse cada 25 de abril la fundación española de Huamanga» no se mencione para nada su preciado pasado cultural que se remonta a Pikimachay, pasa por Warpa, Wari y llega a Vilcashuamán.
Esperamos que hoy miércoles 29 de enero, la Municipalidad Provincial de Huamanga y/o la ahora Dirección Desconcentrada de Cultura de Ayacucho, recuerden (al menos en un documento) que en esa fecha, hace 477 años, se fundó nuestra ciudad.
Es tiempo que se enmienden errores y que la mentalidad colonialista, hispanista de viejas épocas ceda el paso a otra más nuestra, más peruana, más auténtica.
Aniversario Fundación de Huamanga
De otro lado, ahora que las evidencias van demostrando cada vez más que fue Huamanguilla -desde su nombre- y no Quinua el asiento de la primera ciudad de San Juan de la Frontera, hasta los mismos huamanguillinos se vienen despreocupando por esta fecha (29 de enero) que bien visto puede ser tomada como una catapulta para que con mejor criterio las autoridades competentes, a iniciativa de los lugareños y ante su exigencia conviertan esa villa en un lugar de obligada visita par turistas que vendrían ávidos de conocer lo que resta y todavía puede encontrarse en lo que algún momento fuera la primera ciudad de Huamanga.
Atractivos no le faltan: canciones, danzas, literatura oral, artesanías, comida tradicional, costumbres, creencias, un templo colonial -acaso el primero de Ayacucho– y su campesina amabilidad.
En Huamanguilla, antes del 29 de enero de cada año, debe celebrarse una semana turística de tipo ecológico o de aventura que incluya visitas guiadas a Huanta, Wari, Pacaycasa, Muyurina, lugares donde el turista puede pasar inolvidables momentos si se les dotara de la necesaria infraestructura turística en servicios de hotel, restaurantes, movilidad, y otros.
En pocos años contaría con una pequeña, bella, tranquila ciudad que hasta los mismos huamanguinos gustarían elegir para una visita de fin de semana o cortas vacaciones como lo hacen con Huanta.
Prof. Antonio Sulca Effio
Fuente | diariolavozdehuamanga

Ayacucho se prepara para recibir el Año Nuevo 2015

La celebración de Año Nuevo en Ayacucho se caracteriza por el reencuentro de los ayacuchanos que residen en otras ciudades del interior del país o en el extranjero con sus familias, así como en la preparación de platos típicos como el mondongo, el lechón asado, entre otros

Al igual que la Navidad, el Año Nuevo también se celebra en unión familiar y en un ambiente de paz y alegría como es ya la característica de la población Ayacuchana. Estas fiestas de fin de año son motivo de reencuentro para los ayacuchanos en su ciudad natal, los cuales arriban desde la Navidad, ya sea desde otras regiones o del extranjero, y extienden esta celebración hasta el año nuevo.


Si hablamos de tradiciones de fin de año la que nunca se ha perdido en el departamento sur andino es la preparación del tradicional Mondongo Ayacuchano, sopa infaltable que se sirve el 1 de enero, Este potaje está preparado a base de maíz pelado, el cual se cocina toda la noche anterior con carne de res, panza de res y tocino de cerdo. Se sirve acompañado por un poco de ají colorado y la infaltable hierba buena picada. Suena delicioso no? y claro que lo es si nunca lo probaste te invitamos a hacerlo es una experiencia que no olvidaras. La peculiaridad consiste en que las carnes y el maíz se cocinan a leña toda la noche del 31 de enero, en una olla de barro y generalmente todos los integrantes de la familia participan en su preparación.

Otro de los platillos que se suelen servir  en la cena de año nuevo es el Lechón asado.

En general la gente acostumbra reunirse en la plaza de Armas de Ayacucho, y acude a los locales de diversión que organizan fiestas para la ocasión.

Entre las actividades religiosas destaca la tradicional misa de la medianoche. Los templos lucen pesebres adornados, los cuales se mantienen así hasta la Bajada de Reyes, que se celebra el 6 de enero. Las casas de familia tienen sus belenes, que son adorados por los danzantes de huaylillas. La danza de la huaylilla es competitiva y cada grupo se esfuerza por realizar los mejores pasos al son del arpa y el violín. Consiste en que los weraqos, conocidos personajes enmascarados, realizan una serie de acrobacias para alegrar al Niño Jesús.

 

[divider]